EL NÚMERO Y EL CORDEL

EL NÚMERO Y EL CORDEL

-Arq. Alfio Pinasco     (Marzo, 2013)

El número no puede parecerle extraño a una civilización que presenta a lo largo de su historia culturas cuyo eximio arte textil hoy asombra y maravilla al mundo. La elaboración de la más simple pieza textil no habría sido posible sin el concepto y uso del número. Además los cronistas testimonian un hábil manejo matemático en el uso de yupanas (ábacos) y quipus para realizar operaciones matemáticas y registrarlas. No tiene sentido pensar, por lo tanto, que una cultura que utiliza ampliamente este conocimiento del número en sus textiles y sus registros administrativos, no lo haya aplicado con módulos y proporciones en la arquitectura de sus edificaciones principales.

El uso del cordel como compás para establecer proporciones en arte y arquitectura es la técnica más simple posible accesible a todas las civilizaciones básicas de la humanidad. La civilización andina durante sus principales culturas, habría aplicado ampliamente ésta sencilla técnica del trazado mediante cuerdas en las obras de carácter sagrado, público y ceremonial. Es así que se encuentra en los recintos de sus palacios, templos y plazas, las razones simples del cuadrado (1×1), el rectángulo del doble cuadrado (1×2) y del triple cuadrado (1×3), el rectángulo en raíz de 2 (diagonal del cuadrado) y en raíz de 3 (diagonal del rectángulo en raíz de dos), y las razones combinadas, conformadas por cuadrados simples y los rectángulos ya mencionados. La intersección de las cuerdas permite además otras variaciones de rectángulos proporcionados.

La cuerda también es un instrumento divisor y multiplicador que también permite hallar el centro de los espacios. Además sirve para trazar líneas rectas, rectángulos, triángulos, círculos y polígonos. Permite también definir el ángulo recto, pero principalmente sirve para proporcionar las medidas, para acordarlas entre sí, y para recordarlas. Es una antigua tecnología de punta, un ordenador accesible, sencillo y eficaz. La utilización del cordel no es exclusividad de las culturas del viejo mundo: la matemática, con su aspecto geométrico, es patrimonio de todas las civilizaciones. También se manifiesta en la arquitectura del Nuevo Mundo, está presente en la Civilización Andina y en la Centroamericana. Los monumentos lo demuestran, y la historia lo corrobora: el cronista Juan de Betanzos documenta que el rey Pachakuteq, al inicio de su gobierno, realizó el trazo del diseño del templo del Qorikancha con la ayuda de un cordel, y luego con otro más extenso determinó las dimensiones de las calles y los solares del nuevo Cusco:

…Inca Pachacutec trazó el nuevo templo Qorikancha personalmente, señaló las partes periféricas utilizando un cordel, sentó las medidas que vió conveniente…

Juan de Betanzos, 1551. (Betanzos, pág. 44)

textil

Textil Inca